Biotecnología

Gloria de la Viña

Responsable Técnico Sector Biotecnología

Al igual que las TIC, la biotecnología posee la capacidad de ejercer un efecto palanca sobre otros sectores en el desarrollo de la innovación y aceleran su competitividad. Según un informe de prospectiva de la OCDE, la aplicación de la biotecnología a la producción primaria, la salud y la industria puede dar lugar a una bioeconomía emergente que contribuirá de una forma sustancial a la activación económica. La bioeconomía o economía generada por industrias y sectores económicos que producen, manejan y explotan recursos biológicos (agricultura, alimentación, pesca, energía, salud, etc) es fundamental para asumir los retos de una sociedad que sigue creciendo y envejece progresivamente, mientras los recursos básicos para su mantenimiento y progreso son limitados.

Los proyectos biotecnológicos de I+D+i financiados por CTA tienen su aplicación principalmente en sectores como el agroalimentario, biosalud o energético y medioambiental y están generando resultados como una biofactoría de principios activos, un kit para prevenir posibles rechazos de trasplantes, una tecnología basada en inteligencia artificial para el diagnóstico precoz del Alzhéimer, bioprotectores para cultivos o tecnologías para el desarrollo de una biorrefinería, entre otros muchos.

Entre los miembros de CTA de este sector, destacan desde algunas grandes empresas hasta las EBT más representativas del clúster biotecnológico andaluz.