Airbus entrega su primer A400M, un avión militar de última generación

La empresa CTA Airbus ha entregado este lunes a Francia el primer A400M, un moderno avión de transporte militar de última generación, que busca un lugar privilegiado en el mercado mundial. "Es un aparato muy bueno y estoy orgulloso de que Francia sea el primer país que lo recibe", se felicitó este lunes el ministro de Defensa, Jean-Yves Le Drian, en la sede de Airbus Military en Sevilla, donde fue ensamblado el A400M.

"Es, creo, una pequeña proeza tecnológica", añadió, frente a este mastodonte con hélices de más de cinco metros de diámetro, que abordó posteriormente para volar de vuelta a su país a la base aérea 123 de Orleans. "Espero algún día poder sentarme en su cabina", afirmó, por su parte, el heredero de la Corona española, el príncipe Felipe, que asistió junto al ministro francés a la entrega del aparato, antes de añadir que "es un exponente de la industria europea que muestra su potencial al mundo".

El A400M "demuestra que la Europa de la defensa puede funcionar si hay voluntad para ello", insistió Le Drian. Una voluntad que se puso a prueba en varias ocasiones, ya que han hecho falta diez años para que los siete países socios en este proyecto (Alemania, Francia, España, Reino Unido, Bélgica, Luxemburgo y Turquía) superaran los retrasos y los costes adicionales, a los que se añadió además la crisis económica.

Al final este revolucionario avión ha aterrizado con cuatro años de retraso y un coste adicional de 6.200 millones de euros en relación al presupuesto previsto (alrededor del 30%). El A400M es un avión de transporte militar polivalente, que "va a transformar la forma en que funcionan las operaciones militares", explicó a la AFP Ian Elliott, vicepresidente de Airbus Military, ya que "por primera vez permitirá entregar equipos de combate directamente en el lugar".

Equipado con cuatro turbopropulsores, puede transportar hasta 37 toneladas a 3.300 kilómetros y aterrizar en terrenos no preparados, como los arenosos, llevando blindados o helicópteros. "Es el avión más polivalente jamás concebido, es único en su clase", aseguró Tom Enders, presidente de EADS, antes de añadir que "esperamos que el A400M sea un gran éxito para la exportación".

"Ya he volado seis o siete veces a bordo (del A400M) y es fantástico", relata Ian Elliott, destacando la comodidad de tanto de la cabina de pilotaje, copiada del A380, como en el resto del aparato.

El A400M tendrá como principal competidor en el mercado el estadounidense C-130 Hércules de Lockheed Martin, con una capacidad de 20 toneladas y concebido hace más de 50 años, ya que su otro rival, el C-17 Globemaster (76 toneladas), se dejará de producir en 2015. Airbus Military espera exportar 400 de sus aparatos en los proximos 30 años, más allá de los 174 ya pedidos en Europa y en Malasia. Alemania ha pedido 53, Francia 50, España 27 y el Reino Unido 22.

Impacto en Cádiz

El próximo año se construirán diez aviones y después unos 30 por año. La entrada en producción en serie del avión militar A400M ya ha generado una carga de trabajo para las empresas andaluzas -concentradas en Sevilla y Cádiz - valorada en más de 130 millones de euros, según cálculos del cluster aeroespacial andaluz Hélice.

Se estima que en los próximos veinte años, con la entrega de los 174 aviones del programa del A400M, el volumen de negocio de las empresas andaluzas ronde los 4.400 millones de euros, según ha informado hoy Hélice, con motivo de la ceremonia de entrega del primer avión en la factoría de Airbus Military en Sevilla.

La línea de ensamblaje final, en la factoría de Airbus Military de Sevilla, ha supuesto una inversión de unos 400 millones y una subcontratación directa a la industria auxiliar andaluza de 180 millones. Quince empresas del cluster Hélice han recibido encargos directos de Airbus Military, aunque la carga de trabajo del A400M ha beneficiado indirectamente a más del 63 % de la industria auxiliar andaluza, compuesta por unas 120 empresas.

De hecho, muchos empresarios de esta industria han asistido hoy a la ceremonia de entrega a Francia del primer A400M en Sevilla, así como el presidente de la patronal andaluza CEA, Santiago Herrero.

El presidente del cluster Hélice, Juan Pedro Vela, considera que la entrega del primer pedido a Francia supondrá para la industria auxiliar andaluza un momento histórico y servirá de acicate para que las empresas sean conscientes de la gran oportunidad que representa el ensamblaje del avión de transporte militar más grande del mundo en Sevilla.

Ha apostado por aprovechar el impulso del A400M y otros programas civiles de Airbus para acceder a nuevos mercados internacionales, contratar con otros grandes fabricantes y aumentar la especialización, competitividad y capacidad tecnológica. El sector aeroespacial andaluz ha experimentado un fuerte crecimiento en la última década y ha multiplicado el empleo y la facturación por tres y las exportaciones por seis.