CTA promueve la economía circular en la industria desde los cursos de verano de la UMA

La presidenta de Corporación Tecnológica de Andalucía (CTA), Adelaida de la Calle, y la responsable del sector Biotecnológico, Gloria de la Viña, han participado hoy en una mesa redonda sobre "la Economía Circular en la industria" en un curso de verano de la Universida de Málaga (UMA) sobre los "Principios de la Economía Circular".

El paradigma de la Economía Circular persigue transformar el tradicional modelo adquirir-usar-tirar en uno en el que tanto la necesidad de materias primas como la producción de desechos se minimicen gracias a un mejor aprovechamiento de los recursos.

CTA lleva años trabajando para impulsar innovación empresarial en Andalucía que ayude a desarrollar la economía circular, así como la bioeconomía, estrechamente vinculada, que tiene como objetivo sustituir la economía actual, mayoritariamente basada en recursos fósiles como el petróleo, por una economía basada en recursos biológicos, es decir, en recursos renovables como la biomasa.

Como explica Gloria de la Viña, "la bioeconomía y la economía circular comparten los principios de sostenibilidad ambiental y de residuo cero, de valorización en cascada y de simbiosis industrial". En su opinión, la combinación de ambos conceptos no sólo es posible sino necesaria en esta evolución hacia un modelo económico más eficiente y menos contaminante. Por eso, hablamos ya también de una Bioeconomía Circular, que supone un gran reto y un importante foco de innovación.

Apuesta de CTA

CTA posee convocatorias propias que financian proyectos de I+D+i industriales en líneas de bioeconomía circular, organiza eventos sobre esta temática para movilizar nuevas ideas de proyectos y favorecer el networking ente empresas, que puede dar lugar a esquemas de colaboración en simbiosis industrial.

También asesora a las Administraciones Públicas en el desarrollo de sus estrategias de bioeconomía y economía circular y en la formulación de los planes de acción de dichas estrategias. Por ejemplo, puede proporcinar apoyo técnico y legal en procesos de Compra Pública de Innovación “verde”, (del inglés Green Public Procurement).

Asimismo, participa en proyectos europeos que promueven la bioeconomía circular, como SuperBIO, ICT Biochain o EXCornsEED, mediante nuevos modelos de negocio o aplicando logística 4.0 a la gestión de la biomasa y proporcionando apoyos para facilitar el acceso a estos fondos a empresas, administración y universidades. Como miembro del BioIndustries Consortium, CTA participa en el diseño de los programas europeos de financiación en bioeconomía de la BioBased Industries Joint Undertaking (BBI JU).