Carbures lidera el proyecto de investigación INTERCAR para introducir la fibra de carbono en la estructura de los coches

Carbures, lidera el proyecto INTERCAR (Intelligent Integration of Carbon fiber in Automotive) para rediseñar la estructura del soporte en modelos de coches de alta gama, fabricar prototipos y automatizar la producción.
El resultado de la investigación posibilitará reducir el peso de los vehículos y con ello su consumo y la emisión de CO2 a la atmósfera; en el caso de los coches eléctricos se conseguirá recorrer una mayor distancia sin recargar la batería.

En automoción solo se puede reducir el peso de los coches para reducción de C02 y menor gasto de combustible a través de tres aspectos: consiguiendo hacer más eficientes los motores, aspecto que solo sucede cada 10 años; potenciando la aerodinámica, que supone un sacrificio del confort porque se reduce el espacio habitable; o a través del peso de la estructura, punto en el que interviene la fibra de carbono, ya que tal y como dice José María Tarragó, vicepresidente ejecutivo de Carbures, “es 4,5 veces más ligero y con una resistencia 3 veces superior a la del acero”.