AGQ celebra su 25 aniversario

  • La empresa andaluza celebra sus 25 años, en los que ha pasado de un pequeño laboratorio de 30 metros cuadrados a ser una multinacional presente en más de 20 países y con casi 700 empleados

Hace cinco años, AGQ Labs –empresa andaluza de referencia en análisis químicos, con presencia en más de 20 países y miembro de CTA– celebró su 20 aniversario a lo grande, con la presencia del entonces Príncipe de Asturias y hoy Rey Felipe VI. Un lustro más tarde, llega una nueva fecha señalada, pero esta vez se ha decidido un formato más sencillo, más íntimo, más enfocado a clientes, proveedores, colaboradores y plantilla. Y además, para dar realce a la dimensión internacional de la empresa, se ha decidido no centralizarlo en Sevilla y celebrar actos en Argentina, Chile, Marruecos o Colombia, por citar algunos lugares.

Ayer le tocó el turno a Sevilla. El acto se desarrolló en una carpa improvisada en la sede corporativa del grupo –en la emblemática avenida de la Palmera– y contó con la asistencia de unas 200 personas. En él, el fundador y presidente ejecutivo de la compañía, Estanislao Martínez, obvió en gran medida los fríos números y resaltó los valores que han hecho grande a la compañía. Los que han propiciado que haya pasado de un pequeño laboratorio de 30 metros cuadrados en la localidad sevillana de Villaverde del Río a una multinacional con casi 600 empleados y muy diversificada en sectores, ya que abarca agronomía, alimentación, medio ambiente y salud.

“Los que están aquí hoy son amigos, reflejo de una estrecha colaboración profesional y personal. Eso es parte del estilo AGQ: las relaciones personales son básicas”, afirmó Martínez, que señaló que el verdadero mérito de él y su mujer, Coral Zamora, “fue hacer nacer la empresa, crear el modelo de negocio, dotarlo de las primeras capacidades, de una personalidad y estilo propio, así como rodearse de grandes profesionales, que son los que de verdad nos han traído hasta aquí”. Cuando habla de estilo, el presidente ejecutivo de AGQ se refiere a poner por encima de todo, además de esas relaciones personales, el “conocimiento, la tecnología y un afán por aportar valor y soluciones diferenciadas a los clientes”.

Estas han sido las claves del éxito, afirma. “Siempre hay que crecer –añade– pero de forma sólida, segura y rentable, aportando valor a clientes, entorno, sociedad y a nuestra familia AGQ, nuestro equipo”. Esa cara sostenible no sólo se refiere a lo económico. “Los consumidores piden productos frescos, inocuos, con más calidad y que se produzcan de forma totalmente limpia. A eso nos enfocamos”. A corto plazo, y sin descuidar la exitosa hasta ahora expansión internacional, el grupo pretende apostar “con firmeza” por España y Europa, con un plan de desarrollo territorial y de servicios.

En este sentido, la directora general en España, Arancha Benito, aludió a un proyecto para ampliar las instalaciones –“se nos están quedando pequeñas”, afirmó– del centro de Burguillos (Sevilla), el principal de AGQ, “para especializarnos más y organizar la producción de forma más eficiente”. De los casi 700 empleados de la compañía, 150 trabajan en España, la mayoría con licenciatura superior.

 

Fuente: Diario de Sevilla.