Atlantic Copper invertirá 80M€ en dos años en Huelva

Alcanza su pico máximo de fusión de concentrado de cobre con 1.104.000 toneladas.

Atlantic Copper, el complejo metalúrgico de cobre ubicado en el Polo Químico e Industrial de Huelva, filial española del grupo Freeport McMoran, encara 2019 desde una posición de crecimiento de la producción, batiendo registros y con una inversión prevista de 80 millones de euros en los próximos dos años.

La compañía cerró ejercicio revalidando su liderazgo mundial en el primer puesto del pódium en eficiencia energética, y tras superar su propia marca en la fusión de concentrado de cobre, con 1.104.000 toneladas de mineral fundido con el menor consumo unitario de energía de toda la serie histórica, más bajo que el de años anteriores.

Las cifras de producción de la fundición radicada en Huelva, que la mantienen a la cabeza de facturación y exportaciones en Andalucía, se tradujeron el pasado ejercicio en 1.950 millones, lo que supone un incremento del 9% respecto a 2017.

Este nivel de producción y el mayor precio del cobre -su principal producto- están detrás de los resultados anuales de la compañía, explicó la directora de Economía Financiera, Macarena Gutiérrez, en la presentación del balance anual junto con el director de Metalúrgica, Miguel Palacios.

Estos resultados dejan a la firma un margen operativo de 54 millones de euros, un incremento del 26% en el último año y un resultado neto de 6 millones de euros. Además, la compañía registró en 2018 unos costes operativos por valor de 139 millones de euros, de los cuales un 29% fueron costes energéticos y un 27%, de personal.

En su apuesta por la eficacia energética y un modelo productivo sostenible, destacan dos proyectos, el primero de ellos encaminado a maximizar la recuperación de agua utilizada en el proceso productivo, de manera que puedan ser reutilizadas, que iniciará su segunda fase para la recuperación de la totalidad del agua. «Se trata de no desperdiciar ni un solo kilowatio/hora», subrayó Palacio.

En paralelo, la búsqueda de caminos para avanzar en la eficiencia energética. «Estamos analizando las propuestas que vengan de fuentes renovables y no cerramos la puerta a nada pero lo que nosotros hacemos en poner el consumo, no desarrollarlas», indicó Gutiérrez. Hace apenas un mes, la empresa cerró su primer contrato de compra de energía a largo plazo (PPA) a través de Fortia Energía, primera comercializadora independiente de energía de España para grandes consumidores industriales, primer paso hacia el objetivo de que la electricidad consumida en la planta de Huelva, proceda mayoritariamente de fuentes renovables.

El contrato global de Fortia tendrá un impacto medioambiental importante, ya que permitirá una reducción de más de un millón de toneladas de CO2 emitidas a lo largo de los diez años, si sustituyen a una central de ciclo combinado, o unos 2,7 millones, si sustituyen a una central de carbón.

Medio ambiente

En el capítulo ambiental, Atlantic Copper lleva invertidos 82 millones en mejorar en la última década. "La preservación del medioambiente y la convivencia con el entorno natural ha sido siempre una de nuestras máximas prioridades", añadió el director de la planta. De hecho, estas mejoras se han podido visualizar en la evolución de las emisiones en estos años, de forma que se han conseguido reducir las partículas en un 71%, un 20% las emisiones de dióxido de azufre (SO2) y un 39% las de dióxido de carbono (CO2).

En materia de I+D, con una inversión anual de 10 millones, destacan los proyectos dirigidos a la recuperación del calor del proceso productivo de sus instalaciones, de manera que se genere un mayor autoabastecimiento de energía, campos en los que la empresa trabaja con las universidades de Huelva y Sevilla, así como con otros centros de referencia de Madrid, Barcelona y Valencia.

De cara a los objetivos para este 2019 en investigación, Atlantic Copper se encuentra embarcada en estudios para abrir nuevas oportunidades de negocio, como la recuperación de teluro, níquel o selenio, que se utiliza en la fabricación de televisiones de última generación y ofrecer productos de gran valor comercial, como ácido sulfúrico, que se utiliza, principalmente, en la industria de fertilizantes, la minería y como materia prima para la fabricación de pasta de papel, pintura y otros muchos procesos químicos.

 

Fuente: ABC de Sevilla