CTA cambia su imagen corporativa para afrontar una nueva etapa de crecimiento y apoyo a la innovación

  • Cerca de cumplir 15 años, la marca CTA adopta una imagen más moderna, versátil y depurada.
  • El nuevo logotipo y la imagen corporativa de CTA reflejan su posicionamiento como aliado estratégico para acelerar la innovación.

Corporación Tecnológica de Andalucía (CTA) ha lanzado una nueva imagen corporativa para afrontar una nueva etapa de crecimiento y apoyo a la innovación. Cerca de cumplir 15 años de existencia, CTA ha apostado por una imagen más moderna y versátil, adaptada a su posicionamiento como aliado estratégico para acelerar la innovación.

La nueva imagen corporativa se ha trabajado con el Estudio ffuentes., especializado en branding y comunicación visual y reconocido con dos premios LAUS otorgados por la ADG-FAD (Asociación de Directores de Arte y Diseñadores Gráficos).

El cambio de imagen corporativa se produce justo después de que el Patronato de CTA haya nombrado nuevo presidente de esta Fundación dedicada a promover la I+D+i a Francisco Mochón.

Acelera tu innovación, nuevo claim

El nuevo claim de la marca CTA es “acelera tu innovación” y el nuevo logotipo parte de una tipografía geométrica de palo seco, personalizada con un corte horizontal en su última letra (A), dotando identidad y generando un código de valor. La parte inferior de la A representa la agrupación del clúster empresarial (bajo el paraguas), mientras que la parte superior muestra el cambio y crecimiento a través de una punta de flecha amarilla apuntando hacia arriba, que acentúa el concepto de innovación con la mutación cromática y que funciona como isotipo.

La identidad se crea con un código visual, trazos y cortes alineados con la marca que generan un sistema propio.

La modernización de la imagen de CTA está en línea con las tendencias más actuales de diseño corporativo, en las que prima la funcionalidad y aplicabilidad. Además, el cambio de imagen resuelve algunas carencias del logotipo anterior, que se había quedado desfasado y presentaba algunos problemas de escalabilidad, impresión y legibilidad, que con la nueva marca quedan totalmente solucionados.

Depuración de líneas, adaptabilidad y flexibilidad

La tipografía del logo parte de la familia TT Norms Pro Medium, personalizada con un ajuste de interletraje diferente en sus letras consiguiendo así una mayor legibilidad y solidez de marca, y los colores se han simplificado a dos tintas: el negro Pantone Process Black y el amarillo Pantone Yellow. Además, se ha desarrollado un código cromático y de iconos para identificar cada uno de los 7 sectores económicos en los que opera este clúster empresarial.

Depuración de líneas, formas geométricas, simplificación de colores, adaptabilidad, modernidad y versatilidad de la marca han sido algunas de las claves del cambio de imagen corporativa.