Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.
Magtel factura 94 millones en 2013, un 13% más, y potencia su presencia extranjera

Magtel, grupo empresarial cordobés dedicado a las telecomunicaciones, la energía (con una importante presencia en las renovables) o a la actividad medioambiental (aguas), saldó 2013 con un balance más que positivo y con una presencia creciente en el extranjero, centrada en Perú y Marruecos.

Su consejero delegado, Isidro López Magdaleno, explicó ayer que esta compañía cerró el pasado año con 94 millones de facturación frente a 83 de 2012, lo que supone un alza del 13,2%. Además, avanzó que sus previsiones son como mínimo que para 2014 sus ventas crezcan entre el 18% y el 20%.

De todas sus líneas de negocio, la que más aporta a Magtel es la de telecomunicaciones, el origen de este grupo que ha apostado fuerte por la diversificación en su cuarto de siglo de vida. Esta división genera el 30% de su facturación. López Magdaleno destacó los trabajos que están haciendo en Málaga, Sevilla y Córdoba para distintos operadores en la «FTH» (fibra óptica hasta el hogar), que lleva «la alta velocidad a casa». «Otros sistemas híbridos anteriores compartían tecnología y dos tipologías de cable, también de alta velocidad. Pero eso no es comparable con la fibra óptica», dijo.

Ahora bien, cuando se pregunta por un proyecto destacable de los múltiples que desarrolla este grupo, se queda con el contrato que ganó el pasado año en Emacsa (empresa municipal de aguas de Córdoba), para ejecutar obras y reparación de averías en las redes de abastecimiento y saneamiento, así como en las instalaciones de esta firma municipal. En Magtel, lo consideran «clave», porque «nos ha abierto un mercado importante, bastante cerrado». «Quienes se dedicaban al agua, lo tenían bloqueado —explicó—. Ahora, nosotros somos un negocio del sector. Ya estamos para competir en toda España».

Ahondó López Magdaleno que ese contrato con Emacsa «nos ha permitido presentarnos a una adjudicación de 22 millones de Sedapal, la empresa pública de aguas de Lima [capital de Perú]». Y el relato del consejero delegado cruza tanto el charco como el Estrecho para quedarse allí un buen rato, porque esa operación no es puntual, sino que se encuadra en una labor de internacionalización que arrancó en 2011 en Marruecos y que les llevó desde 2012 a Perú. El primer destino lo eligieron por «cercanía y por ser la puerta a África» y el segundo lo escogieron, tras sondear distintas naciones sudamericanas, movidos por que allí estaba ya operando un cliente de Magtel y por el crecimiento económico previsto para la nación andina.

Explicó que, de los 94 millones de facturación de 2013, a la actividad en el extranjero correspondieron «alrededor de un 5% o un 6%». Pero, para 2014, quieren que suponga «al menos el 15% de las ventas». No en vano, en su plantilla total (1.034 empleos directos y entre 470 y 630 indirectos), el personal contratado en el extranjero ya tiene un fuerte peso: 380 trabajadores en Perú —a los que se unen de 150 a 200 indirectos— y 4 en Marruecos, con entre 20 y 30 indirectos, si bien en el dato relativo al estado marroquí influye que, por su estructura económica, en ese país «todo es por subcontratación».

El directivo analizó sus principales proyectos exteriores. En Perú, destacó el contrato de mantenimiento y construcción de redes de baja y media tensión en Lima, una urbe de casi 9 millones de habitantes, con Tecsur, ligada a Luz del Sur, una de las principales distribuidoras de América Latina. Para ese proyecto, Magtel tiene contratadas a 300 personas. Además, añadió que tienen ya otra vinculación cerrada con una filial de Endesa para incorporar a 100 personas más a labores de mantenimiento de la red eléctrica, también en Lima.

En ese país andino, además, está acabando unas obras de saneamiento para la municipalidad —el equivalente a una comarca— de Arequipa y se han presentado al concurso para la segunda fase de estos trabajos. En telecomunicaciones, Magtel y otras tres firmas desplegarán para Nextel —del grupo chileno de telecomunicaciones Entel— unos 3.000 kilómetros de fibra óptica por todo el país. Su expansión al otro lado del charco no se quedará en Perú: «Tenemos previsto dar el salto a otros países americanos, como Paraguay y Chile».

Y en Marruecos, destacó, están finalizando en Bouznika —a 50 kilómetros de Rabat— la red de iluminación de dos avenidas. Además, están pendientes de comenzar unos trabajos para los ferrocarriles marroquíes de instalación de 160 kilómetros de fibra óptica, así como de obra civil e infraestructuras.

Incidió en que Marruecos ofrece «muchas posibilidades». De hecho, están en negociaciones para colaborar en la construcción de la mayor planta termosolar del mundo, que se levantará en este país. Pero sus miras, incluso, van más allá de las estrictas fronteras marroquíes. El consejero delegado de Magtel avanzó que se han presentado con Endesa a un concurso para construir una línea de alta tensión en Mauritania. No en vano, advirtió de que quieren que la oficina que tienen en Casablanca sea su «puerta hacia África».

De vuelta a España, Magtel espera en los próximos días la resolución del proceso de venta de Laboratorios Pérez Giménez. De hacerse con ella, la compañía daría un paso en más en su ya larga trayectoria de diversificación en el sector químico.

Fuente: ABC

Noticias relacionadas

16/02/2024

La directora de RRII y Comunicación de CTA participa en la cuarta edición del Encuentro en el Sur

15/02/2024

Nueva convocatoria de ICT-AGRI-FOOD para financiar iniciativas de digitalización del sector agro 

14/02/2024

CTA participa en SYMBIO, que usará IA para impulsar iniciativas de Economía Circular

09/02/2024

CTA participa en la gran cita sobre bioindustria organizada por el BIC

NOTICIAS NOTICIAS NOTICIAS NOTICIAS NOTICIAS
Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

Newsletter

Toda la actualidad sobre innovación, estrategias de negocio y tendencias de mercado.