Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.
La cordobesa Magtel pugna por construir un parque eólico marino frente a las costas de Málaga y Cádiz
05/07/2024

La empresa cordobesa Magtel, a través de Mileto energía S.L., ha presentado ante el Ministerio de Transición Ecológica y el Reto Demográfico (Miteco) un proyecto para la construcción de un parque eólico marino frente a las costas de Málaga y Cádiz. Según ha podido saber este periódico, se trata del cuarto proyecto presentado para la única autorización que el Gobierno de España dará en la zona del Mar de Alborán y del Estrecho. Las cuatro iniciativas se encuentran actualmente en el procedimiento de evaluación del impacto medioambiental.

Fue en marzo de 2023 cuando el Consejo de Ministros aprobó reservar estas zonas de las costas para la construcción de un parque eólico marino. En el caso de la empresa cordobesa, el proyecto lleva por nombre Mileto y se ubica frente a las costas de Málaga y Cádiz, en los términos municipales de Benalmádena, Fuengirola, Mijas, Marbella, Benahavís, Estepona, Casares, Manilva, San Roque y La línea de la Concepción. El diseño final consta de 34 turbinas, de 18 megavatios cada una, y una potencia total de 612 megavatios y un área de implantación de 309 kilómetros cuadrados. La evacuación desde la subestación submarina tendrá una longitud de 49 kilómetros y 14 kilómetros para la terrestre.

El proyecto abarca una gran extensión debido a la forma de la costa y por incluir dos provincias. El número total de posibles playas desde las que se verá el proyecto es de 83, muchas de ellas de pequeña extensión. No obstante, según la documentación a la que ha accedido Cordópolis, las distancias entre las playas y el parque eólico marino es tal que la afección a la costa será mínima en comparación a zonas del Plan de Ordenación del Espacio Marítimo (POEM) más cercanas a la costa.

En el extenso proyecto presentado, la entidad aborda la vulnerabilidad del mismo ante posibles accidentes graves o catástrofes. En primer lugar, las probabilidades de fenómenos sísmicos y geológicos, así como de incendios y de desertificación, son bajas. En segundo lugar, hay probabilidad media de inundaciones y tecnológicos, que son los derivados del funcionamiento del aparato productivo, especialmente los que se refieren al uso de sustancias peligrosas y sistemas técnicos capaces de usar daños a la población y al medio.

A estos riesgos hay que sumar los que son inherentes al propio parque eólico. Algunos de estos pueden repercutir más allá del recinto y afectar a la población en mayor o menor medida, además de a la seguridad de las personas que trabajan cerca. Los parques eólicos offshore están expuestos a condicionantes ambientales extremos causados por el oleaje y el viento. Esto puede llevar a un deterioro natural de las estructuras o bien que un elemento que quede a la deriva en el mar suponiendo riesgo para personas y fauna.

No obstante, desde la empresa aseguran que Mileto contará “con todas las medidas de seguridad pertinentes”, pese a que la probabilidad de estos riesgos sea “baja”. Sobre los efectos en la salud, “estos no serán lo suficientemente significativos para producir impactos” en las personas, aunque la sociedad habla de emisión de gases de combustión de la maquinaria empleada -tanto para la construcción como para la puesta en marcha- y ruido.

En el caso de la fauna, durante la construcción del parque eólico marino y su explotación se producirán molestias a los cetáceos y afecciones directas por atropellos movimientos de tierra. Tras el desmantelamiento se tendrá que recuperar el hábitat.

En esta pugna, Magtel se enfrentará a otras tres entidades interesadas en construir un parque de estas características. La irlandesa Simply Blue Group y las españolas Proes Consultores y FF New Energy Ventures, fueron las primeras en presentar su proyecto de parque eólico marino al que han denominado Nao Victoria. Ocupará una superficie de 310 kilómetros cuadrados en el Mar de Alborán, la parte más occidental del mar Mediterráneo. Estará ubicado frente a las costas de Cádiz y Málaga, y contará con 55 aerogeneradores.

El segundo proyecto presentado fue el de la empresa madrileña Abei Energy y Elittoral, denominado Neptuno, y se ubica a 45 kilómetros del puerto de Málaga, a 52 kilómetros del de Bahía de Algeciras y a 175 kilómetros del de Cillero, en la capital gaditana. Se trata del proyecto con mayor potencia, 1.005 megavatios y 67 aerogeneradores.

El tercero presentado ha sido el de Magtel y el último, el de Ferrovial, apodado Terral. La entidad prevé la instalación de 34 aerogeneradores con una potencia total de 510 megavatios. Este parque está situado en la zona POEM ESAL-1 frente al litoral oriental de Cádiz y occidental de Málaga.

Fuente: Cordópolis

Noticias relacionadas

12/07/2024

Las tecnologías robóticas de GMV para la sostenibilidad del Espacio

10/07/2024

Biomasa Peninsular, entre las siete nuevas incorporaciones a la Plataforma Andaluza de Bioeconomía de SCALE-UP

13/06/2024

Telefónica logra el reto de ‘mapear’ la accesibilidad de más de 600 espacios

12/06/2024

BIO4AFRICA se reúne en Senegal para continuar apoyando el despliegue de la bioeconomía en el África rural

NOTICIAS NOTICIAS NOTICIAS NOTICIAS NOTICIAS
Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

Newsletter

Toda la actualidad sobre innovación, estrategias de negocio y tendencias de mercado.